Ramos de rosas rojas en San Valentín

San Valentín es un día muy especial para todos los que estamos en el mundo de la flor. Piensa en algún producto que tenga toda demanda mundial concetrada en un solo día… los ramos de rosas rojas!! El 14 de febrero es el día más especial del año y uno de los días más complicados a nivel de trabajo. Expliquemos esto más detenidamente.

ramos de rosas rojas para san valentín

Las mayoría de las rosas comerciales se producen en algunas zonas determinadas del planeta como Ecuador, Colombia, Kenia y Holanda. Pues ahora piensa que durante un día en todo el mundo, literalmente, se tienen que distribuir las rosas que puedan producir estas zonas… es un caos!!

Todos los distribuidores de flores quieren sus rosas al mismo tiempo, el precio de las rosas rojas se triplica, los cultivos tienen que cumplir con todos sus acuerdos, los distribuidores tienen que cumplir con sus clientes… un auténtico lio si pensamos que TODOS lo quieren al mismo tiempo.

Pero bueno, esto no deja de ser una parte más del trabajo que todo el mundo realiza para que durante un día los ramos de rosas rojas sean los protagonistas y que todos hombres y mujeres disfrutemos de lo que al final es un día de amor y celebración.

ramos de rosas para san valentín

Que ramo de rosas pedir

Nuestra recomendación es ir con tiempo a tu floristería o webshop, a principios del mes de febrero, y encargar un ramo de rosas rojas de la variedad Freedom o Red Naomi que son las variedades que mejor resultado dan. Pídelas por su nombre y verás como son garantia de éxito. Estas variedades además de las más bonitas, son las más resistentes, tienen una vida en florero de unas dos semanas. Con solamente una docena de rosas dejarás huella para siempre.

La persona a la que regales el ramo va a quedar encantada y lo va a recordar siempre. Si sigue nuestros consejos para cuidar tus ramos de rosas rojas te durarán los ramos perfectamente dos semanas.


Ramos de rosas rojas para San Valentín

ramo de red naomi
ramo de red naomi

Recuerda que la tradición manda regalar rosas rojas en San Valentín porque van cargadas de significado. Pero también hay rosas de otros colores. Las puedes pedir blancas, amarillas, rosadas… las combinaciones son infinitas. Así que si no eres de los que les gusta lo clásico, pídele a tu florista un ramo de rosas con una tonalidad diferente y verás como está encantado de ayudarte.