Cuidados de los ramos de rosas rojas

Si te han regalado o vas a regalar un ramo de rosas rojas y quieres disfrutarlo el mayor tiempo posible debes tener unas consideraciones para su conservación.

Lo primero que debes saber es que estás ante un producto natural, un organismo vivo y como tal lo tienes que tratar. Por lo tanto no le des golpes y trátalo con el mayor esmero posible.

Pon el ramo de rosas rojas en un jarrón limpio en una zona en la que no esté expuesto a grandes temperaturas ni al sol directo de una manera continuada. Tampoco es bueno que esté en corriente de arire continua que pueda secar la flor. Debes cortar los tallos por la parte de abajo unos 2 centímetros diagonalmente. Debes cortar los tallos diariamente o cada dos días.

cuidados de los ramos de rosas rojas

Y ahora os contamos el truco que hará que vuestros ramos de rosas rojas duren mucho más. Échale dos gotitas de lejía al agua para evitar que se desarrolle cualquier bacteria o microorganismo en el agua. A las flores no les ocurrirá nada malo, al contrarío vivirán mucho más tiempo.

Seguramente alguna vez has visto que venden en la floristería o en el gran almacen unas bolsitas pequeñas que llevan unos polvos (también se venden en líquido) que comercialmente se le llama alimento para rosas. Pues este alimento se trata en su mayoría de cloro, (lejía) que hace que no se pudra el agua. Como seguramente no tengas este producto a mano cuando recibas un ramo, haz el truco de la lejía que obtendrás igual o mejor resultado.

Lo que mata rápidamente a los ramos de flores y hace que se vean feos son las bacterias que se producen por estar en contacto con el agua y que los tallos absorven. También es aconsejable quitar todas las hojas que vayan a estar en contacto con el agua porque aqui es donde más suciedad tiene la flor, así que quÍtalas.

Cambia este agua todos los días o cada dos y limpia el jarrón con agua y jabón. Con el sencillo truco verás que nunca llega a estar sucia, nunca la verás con un color desagradable, los tallos de rosas tardarán mucho más en pudrirse y disfrutarás mucho más tiempo de tu ramo.

Estos consejos no son únicamente aplicables a los ramos de rosas rojas, lo puedes hacer con ramos de cualquier flor, tulipanes, hortensias, margaritas, claveles… disfruta mucho más de tus flores.